MENU
Tutete
0
Cesta
Buscar Acceso clientes
Envío premium 48-72h
Envíos gratuitos a partir de 60€ en España (Península)
Estado de mi pedido

Tabla curva

A primera vista, parece una simple tabla de madera, pero basta entregársela a un niño para ver cómo la convierte en mil y una posibilidades: puentes, mecedoras, fuertes, cunas… Los límites los pondrá su imaginación.

Leer más

No hay productos en esta categoria.

No es solo una tabla curva

Cuando uno observa esta tabla, lo primero que se pregunta es: ¿esto para qué sirve? Sin embargo, esto no les pasa a los niños. Su instinto natural para jugar y divertirse los lleva a cogerla, subirse encima y girarla e inmediatamente pensar en las miles de posibilidades que ofrece.

Y ahí es exactamente donde reside la grandeza de la tabla curva. Está pensada para el juego libre, es decir, no tiene una utilidad o forma de jugar concreta, sino que evoluciona con la creatividad e imaginación de tu hijo, pues puede usarla combinada con otros juguetes para convertirse en lo que se le ocurra en cada momento.

La tabla curva está muy relacionada con las pedagogías activas, aquellas en las que el niño es el centro de su desarrollo a través de la curiosidad, la experiencia y la motivación, y con las relacionadas con el aprendizaje libre, consciente y experimental, como la Montessori, de la que te ofrecemos también una selección de juguetes.

El motivo es que la tabla curva, aparte de ofrecer muchas oportunidades distintas de juego, tiene muchos beneficios para el desarrollo físico infantil: si se utiliza como balancín, especialmente intentando mantener la estabilidad de pie, se fomenta el equilibrio y el niño toma consciencia de su propio cuerpo al tener que ajustar el peso, la posición y la velocidad de balanceo.

También ayuda a que el pequeño mantenga las piernas y la espalda en la posición correcta para el desarrollo, lo que es especialmente importante en niños que pasan muchas horas sentados o tienen algún problema de desarrollo motor.

Como en Tutete siempre tenemos en mente lo mejor para los más pequeños, te ofrecemos las mejores tablas curvas.

El modelo starter, al estar pensado para su uso desde que nacen, son un poco más pequeñas y ligeras, pese a lo cual, aguantan un peso de 100 kilogramos. Además, lleva un suave fieltro en su parte convexa que protege el suelo de roces y golpes y evita deslizamientos. Por supuesto, hay que recordar que, al menos hasta que el niño cumpla los 3 años, es recomendable supervisar el juego.

A partir de 18 meses, la tabla original aporta más resistencia y espacio al ser más grande y aguantar hasta 200 kilogramos de peso. No lleva fieltro, por lo que se puede utilizar tanto en interior como en exterior.

Si quieres saber más sobre las posibilidades de la tabla curva, te invitamos a visitar nuestro blog, donde un artículo sobre este curioso juguete te dará toda la información que necesites.

Tablas curvas de calidad

Algo tan sencillo como una tabla curva tiene que tener la misma calidad que el más elaborado de los juguetes.

Las tablas curvas que te ofrecemos desde Tutete están fabricadas con madera de haya europea procedente de bosques controlados y sostenibles, lo que garantiza nuestra preocupación por el planeta.

Además, el fieltro es muy resistente y fácil de limpiar, pues está hecho principalmente con botellas recicladas.

Y, como es imprescindible, las tablas incluyen el marcado CE de conformidad con la legislación de la Unión Europea en cuanto a calidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenidos relacionados con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.