MENU
Tutete
0
Cesta
Buscar Acceso clientes
Envío premium 48-72h (en productos sin personalización)
Envíos gratuitos a partir de 60€ en España (Península)
Debido a la situación actual los plazos de entrega pueden ser superiores a lo habitual. Estado de mi pedido

Mochilas portabebé

¿Tener que llevar a tu peque en brazos limita tus movimientos tanto en casa como fuera de ella? ¡Descubre las mochilas portabebés! Te permitirán tener a tu pequeño junto a ti todo el día mientras te dejan las manos libres para seguir con tus actividades cotidianas con total libertad. Hay distintos modelos y estilos, según tus necesidades físicas. ¡Elige bien!

Leer más

Vive tu vida junto a tu pequeño con las mochilas portabebés

Con la llegada de un bebé a casa, hay momentos en los que nos sentimos abrumados por la cantidad de cosas que tenemos que dejar de hacer para atender a sus necesidades, pues los chiquitines dependen totalmente de sus padres.

Con las mochilas portabebés se abre un mundo nuevo: puedes tener a tu bebé contigo todo el rato y, a la vez, tener las manos libres para hacer cualquier cosa que necesites. ¿A que suena bien?

Las mochilas portabebés tienen multitud de beneficios, aparte de lo ya dicho. Una mochila hace que tu bebé esté siempre pegado a tu pecho, algo que ellos necesitan por naturaleza en los primeros meses de vida. Esto les transmite tranquilidad y ayuda a forjar un vínculo más estrecho entre los dos. ¡También con los abuelos! Además, al estar junto a tu pecho, la lactancia se convierte en tarea sencilla, ya que puede alcanzar tu pecho prácticamente en cualquier momento y no importa dónde estés.

Los incómodos cólicos del lactante disminuirán gracias a la posición erguida y el contacto físico constante, que también ayuda a mejorar el reflujo y las regurgitaciones. También contribuyen al desarrollo sano de la espalda y las caderas. Y, por si fuera poco, también les ayuda a dormir más y mejor.

Además, también es beneficioso para las mamás. Llevar a tu pequeño en una mochila portabebés hace que pesen mucho menos ya que la carga se distribuye de manera uniforme. Esto te ayuda, asimismo, a ponerte en forma más rápido tras el parto y fomenta un apego seguro ayudando a combatir la depresión postparto.

Cuántas cosas buenas, ¿verdad? Pues si ya te convence la idea, solo te queda elegir el tipo de mochila portabebés que más se ajuste a los dos.

Por un lado, los fulares portabebés son suaves y muy fáciles de poner una vez se les coge el truco. Sujetan bien al bebé y, además, son menos aparatosos. El toque elegante que aportan a tu vestimenta también es interesante, y son ideales para las épocas estivales ya que no dan tanto calor.

Un paso más allá están las mochilas portabebés sencillas. Son poco aparatosas y sencillas de abrochar. Tienen las correas y cinturones necesarios para distribuir la carga mientras sujetan bien al bebé. Además, te permiten varias posiciones según el niño vaya creciendo, aunque lo importante es ajustarse a la comodidad de ambos.

Por último, las mochilas portabebés evolutivas se pueden ir ajustando según el niño crece y no precisan de cojín de bebé para colocarlo en la posición correcta durante los primeros meses de vida. Las correas de los hombros están totalmente acolchadas y cuentan con cinturón de apoyo lumbar. ¡Llevar a tu bebé estará chupado!

Tanto si eliges un fular sencillo como si optas por una mochila más sofisticada, tu bebé y tú forjaréis un vínculo muy especial e inquebrantable.

Mochilas portabebés seguras y de gran calidad

Dado que las mochilas portabebés están en constante contacto con la piel de los padres y, lo que es más importante, la de los hijos, es imprescindible que los tejidos con los que se fabrican sean de primera calidad para que resistan mucho tiempo y para que sean suaves y agradables al tacto, evitando rozaduras y heridas.

Las mochilas portabebés que te ofrecemos en Tutete están fabricadas con algodón 100 % que cuenta con el certificado Oeko-Tex de calidad, que garantiza que no se han utilizado productos químicos peligrosos durante todo su proceso de producción.

Los fulares están elaborados con suave viscosa, un tejido de fibra vegetal procedente, en este caso, de eucaliptos y acacias. Es un tejido agradable al tacto, totalmente transpirable y, en última instancia, biodegradable.

Cualquiera de las opciones tiene como objetivo proteger vuestra piel y permitir libre movimiento con la única preocupación de disfrutar de vuestro tiempo juntos. ¡A la aventura!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenidos relacionados con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.